FANDOM


Arbusto del desierto. La zarza que ardía atrajo la atención de Moisés y este oyó que, desde ella, Dios lo llamaba para convertirlo en el libertador de Israel (Ex 3.1–10). El fuego que no se consumía representaba la presencia divina.


Reina-Valera 1995—Edición de Estudio, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.