FANDOM


En los tiempos de la Biblia, se decía que una persona estaba «pura» o «impura» para adorar a Dios.

Es decir, se pensaba que Dios no aceptaba la adoración de una persona «impura».

La persona se volvía «impura» si padecía ciertas enfermedades, como por ejemplo la lepra, o si había tocado un cadáver o había desobedecido alguna de las leyes judías (por lo general se trataba de leyes sobre como lavarse el cuerpo antes comer).

También existía una lista de animales considerados «impuros», es decir, que no se debían comer si se deseaba permanecer «puro» (véase Levítico 11.1–31 y Deuteronomio 14.3–20).

Para que la persona volviera a estar «pura» y aceptable para adorar a Dios, debía cumplir con ciertas ceremonias de «purificación». Si padecía alguna de las enfermedades «impuras», debía esperar a que estuviera completamente sano.

Luego de cumplir con las reglas, se decía que la persona quedaba «limpia» de su «impureza» y su adoración era aceptada.